domingo, 4 de enero de 2015

JUNIPERUS SABINA

Os doy la bienvenida al año nuevo con la formación de un Juniperus sabina.
Esta sabina llego a mis manos en el mes de Enero del 2014, hacía un par de años que se había recuperado y lo primero que hice fue trasplantarla a una maceta de cultivo.
Tras un año de cultivo y con el vigor recuperado me planteé su formación.
En estas fotos se puede ver el árbol antes de su formación desde los cuatro lados.
    
Frente provisional                                                               Vista derecha

    
     Vista trasera                                               Vista izquierda

El frente escogido inicialmente no está del todo mal, pero el movimiento del tronco era un poco monótono, un poco soso y no del todo bueno.
En las fotos es difícil de apreciar, pero la parte baja del tronco se dirigía demasiado hacia detrás y la parte superior volvía hacia delante. Mirando las fotos de las vistas laterales os podréis hacer una idea.
Además, en la copa, se dividía en dos ramas principales y su posición era muy mala para poder obtener una buena formación con ellas.
Por eso pensé en buscar otra posición de plantado.
Y después de darle muchas vueltas la encontré.

Nuevo frente y posición de plantado

Como la trasplanté la primavera pasada a raíz desnuda, sé de donde nacen las raíces y que en esta posición no tendré problemas en plantarla en una maceta de bonsai.

Desde esta nueva posición de plantado el movimiento del tronco y de la vena viva mejora notablemente.
Los giros y curvas que describen son muy bonitos y la posición de las dos ramas principales es la ideal como para poder formar el árbol sin muchas complicaciones.

Detalle del movimiento de la vena viva

Una vez escogido el frente y su posición de plantado se ve que la copa se aleja demasiado del tronco.
Tenemos que escoger cual de las dos ramas principales habrá de continuar el tronco y corregir su movimiento.

Vista del nacimiento de las dos ramas principales.

Escogeré la superior ya que es más fácil levantarla y convertirla en la continuación del tronco.
La rama inferior la convertiremos en la rama principal del árbol.
Para poder levantar la rama superior sin dañarla tendré que quitarle un poco de madera seca.



Para este trabajo me ayudo únicamente de gubias y una vez rebajada la madera lo suficiente enrrafio la vena viva.



 Y tras enrrafiar la rama la alambro y preparo el tensor para poder doblarla.



Una vez en posición la rama el "esqueleto" del árbol toma forma.
Ahora ya se puede seleccionar las ramas del árbol, eliminando las innecesarias o mal situadas.
Y lo siguiente será posicionar las ramas principales que formarán la copa del árbol.

Continuaremos el movimiento del tronco con la rama de la derecha que aparece en la foto

Tras podar y posicionar la rama principal del árbol.

Formación finalizada.
Altura: 44 cm.




8 comentarios:

  1. Muchas gracias a todos. Me alegro de que os guste.
    Grazie mille a tutti. Sono contento che ti piaccia.

    ResponderEliminar
  2. Maestro !!!!! ..un crack !!!
    Un abrazo
    Tomás

    ResponderEliminar
  3. Buen trabajo, te ha quedado un árbol muy elegante y dinámico. En su maceta definitiva y tras unos años de maduración del follaje, lucirá espléndido.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Gracias Juan Liñares
    A finales del mes que viene lo trasplantaré. Ya os enseñaré como quedará en su nueva maceta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar